Cómo decorar una tienda

Como se suele decir, la primera impresión es la que cuenta. La imagen de tu establecimiento es un factor fundamental ya que de él dependerá en gran medida el éxito de tu negocio. Debe estar enfocado claramente a las necesidades del cliente y, al mismo tiempo, que sea capaz de transmitir la naturaleza de la tienda.

Asimismo, debes aprovechar el espacio disponible y sacarle el máximo rendimiento para así, exhibir adecuadamente tus productos. Si estás interesado en decorar, montar o acondicionar tu negocio presta atención a este artículo.

Como decorar una tienda

¿Cómo decorar una tienda?

Decorar una tienda se ve estrechamente relacionado a las características del negocio y la actividad que pueda presentar éste. De igual modo, las dimensiones del establecimiento será otro factor a tener muy en cuenta, ya que condicionarán la elección de un tipo de mobiliario concreto. En este sentido, existen múltiples posibilidades e ideas de cómo decorar una tienda, por eso, para que te sea más sencillo, a continuación te vamos a dejar unos consejos para decorar un negocio o comercio.

Trucos para decorar una tienda

Buscar la verticalidad

Decorar una tienda o negocio, como hemos dicho anteriormente, se ve condicionado a las dimensiones del local. En caso de no contar con suficiente espacio horizontal puedes optar, si las características de la tienda lo permiten, por aprovechar el espacio vertical. De este modo, puedes formar distintos niveles para presentar tus productos, ganando metros y generando un efecto de mayor amplitud. En este sentido puedes elegir unas estanterías especialmente diseñadas para mobiliario comercial u otro producto de similares características que sirvan como compartimentos.

Además, esta opción la puedes utilizar como almacenamiento de stock o como medida de decoración, exhibiendo carteles indicativos que sirvan de orientación y de guía a tus clientes sin necesidad de restar espacio al establecimiento.

Mayor amplitud visual del espacio

En el mundo del interiorismo es sabido que las tonalidades claras engrandecen los espacios y en cambio las oscuras los reducen. En tal contexto, si tu idea es dotar al local con una mayor amplitud visual debes optar por colores claros como grises, beiges y, por supuesto, por el blanco. Ante esta situación, puedes optar por un tipo de mobiliario como mostradores, muebles y estanterías de esa misma tonalidad e incluso optar por otra algo más oscura y de esta forma crear pequeños contrastes.

Presta atención a tu escaparate

La calle se encuentra repleta de negocios y tu escaparate debe ser el mejor reclamo para incitar a tu público objetivo a entrar en tu establecimiento. Para ello debes crear un vínculo entre el escaparate y el interior de tu local. Una excelente medida sería la adaptación de cristaleras, de tal forma que el público que se encuentra en la calle pueda observar el interior de la tienda y sienta la curiosidad de saber qué se esconde en ella. Asimismo, puedes adaptar diversos elementos decorativos como cartelería, pizarras informativas o la presencia de macetas y plantas naturales. La instalación de cristales permite la entrada de la luz natural lo que otorgará al local de una mayor luminosidad.